VII

Vómitos textuales

A salto de mata he tropezado con la vergüenza.
Paso a paso anticipando el retroceso, directo a una trampa escondida, donde se amotinan fracasados.
Luces estroboscópicas y barcos de papel,
todos los iones que conforman la absurdez han caído por el precipio de sílabas desentonadas.
Primavera no espera gozosa,
ya no queda nada por brotar,
ábrete el pecho
y respira.

V

Vómitos textuales
Desconozco si era lunes,
Desconozco si era martes,
Desconozco si era miércoles ,
Desconozco si era jueves,
Desconozco si era viernes,
Desconozco si era sábado,
Desconozco si era domingo.
Y, sin embargo, jamás pude olvidarte.

IV

Vómitos textuales

El pájaro llora por el ocaso,
¿acaso no tiene derecho a ello?
La desidia avanza temblorosa,
los girasoles cambian su rumbo,
rotas vértebras girando sobre sí
mientras la sangre se escarcha.
El cuerpo es el engaño vestido de esmoquín
ni yo te quiero
ni tú tampoco a ti.

I.

Vómitos textuales

¿Dónde he perdido la espiral de movimiento?

¿En qué esquina abandoné aquello que nunca fui?
Son los tiempos paralelos los que me ahogan,
asfixiándome.
Las partículas de mi ser se vuelven invisibles
traicionando la dualidad de mi existir.

Tengo un hueco por estómago
y un contrato de alquiler.

alas.

Vómitos textuales

pájaros

ya no los veo

tengo plumas en el corazón

es la muerte

Se me rompen las alas

a cada impulso

Dónde están los tulipanes

y el líquido

y el hambre

Me he dejado en una cueva la aspiración

quiero pincharme las manos

veo cenefas infinitas que me traen desolación

madera clavada en los músculos